¿Qué es el Inbound Marketing?

El Inbound marketing se remonta a los inicios del marketing como tal. A principios de los 2000 la mayoría de las personas que necesitaban hacer una compra importante acudían a diversos comercios en los que se vendía ese producto.

La operativa era preguntar y recabar información que posteriormente debía contrastar para sacar conclusiones. La opción de preguntar a algún conocido no siempre estaba al alcance del comprador.

En ese tiempo cada empresa era prácticamente la única responsable de dar a conocer la información de sus productos.

Con popularización de internet y la llegada de los foros esta tendencia comenzó a experimentar un cambio, los clientes comenzaron a tener más acceso a esta información, compartían opiniones e iniciaron la transformación hacia lo que hoy en día conocemos como Inbound Marketing.

Seguro que has oído hablar mucho del embudo de conversión, pero lamento decirte que es un concepto que debes olvidar. El embudo de conversión pone al cliente como el fin de todas las acciones de marketing, el fin que buscamos con los anuncios, los contenidos y todas las campañas que realizamos, pero no es así, el cliente debe ser el principio, y todo lo demás debe girar en torno a él.

No hay campaña de marketing más eficaz que el boca a boca en un cliente satisfecho.

Estrategia de Inbound Marketing
Con esta imagen explican la transformación del embudo en la web de HubSpot

Cuando adoptamos una estrategia de Inbound Marketing en la empresa no solo estamos contribuyendo al crecimiento de nuestra empresa, estamos consiguiendo que los propios clientes también contribuyan.

Definición de Inbound marketing

Podemos definir el Inbound marketing como una metodología basada en publicidad no intrusiva que guía al usuario por todo el proceso de conversión de una forma cercana y amistosa. Cuando hablamos de Inbound Marketing hablamos de la captación del usuario, de convencerle, y de convertirlo en cliente. Una vez se consigue esto se sigue en contacto con él para conocer el grado de satisfacción con el producto o servicio, se le ofrece atención al cliente e incluso descuentos en su próxima compra para fidelizarlo.

El Inbound marketing es una forma mucho más humana de interactuar con los clientes, de ganarnos su confianza y de añadir valor a cada una de las fases de conversión. Pero, sobre todo cuando hablamos de Inbound Marketing hablamos de que nuestra relación con el cliente no acaba en el final del famoso “embudo de conversión” como hemos comentado antes, eso sería desperdiciar todo el esfuerzo invertido en conseguir un cliente tras la venta.

Beneficios del Inbound marketing

Los beneficios del Inbound Marketing están presentes en todas las fases del proceso de venta y es un método valido para prácticamente todas las empresas del mundo, desde negocios B2C a negocios B2B. A continuación, una lista con algunos de los beneficios de este método.

  • Aumento del tráfico web: Es innegable que las visitas a la web de cualquier negocio son una parte fundamental en su funcionamiento. Dan a conocer el producto, la marca y por supuesto, a más visitas más probabilidad de generar ventas, y con ello, beneficios.
  • Aumento del número de Leads: Es una regla de tres, al igual que con el número de visitas conseguimos aumentar las ventas, también aumentamos la cantidad de usuarios que nos dejan sus datos. Esto abre la puerta a otras estrategias de marketing como el “Mail Marketing”. Según algunos estudios, el número de leads se puede llegar a multiplicar por 5 en el primer año, y por 14 en el segundo.
  • Al ofrecer contenidos de valor al usuario, con el paso del tiempo se conseguirá que este visione nuestra marca como una experta en el sector. Además, estos contenidos posicionarán la web en los motores de búsqueda haciendo que cada vez nos encuentren más usuarios.
  • Existen herramientas como HubSpot que nos permiten a las agencias de marketing centralizar todos los procesos del Inbound Marketing en un solo CRM, consiguiendo mejores resultados y optimizando nuestro tiempo. A decir más, son muchos los que piensan que los creadores de esta herramienta son los que han establecido las bases del Inbound Marketing tal y como lo conocemos hoy.

Fases del Inbound Marketing

Para adoptar una estrategia de Inbound marketing es esencial poner al cliente en el centro de dicha estrategia.

Debemos tener claro a qué púbico se dirigen las acciones, ya que no usaremos las mismas acciones para impactar a un joven estudiante, que a una emprendedora casada.

Factores como la edad, la situación laboral, el nivel de ingreso e incluso las preocupaciones de estas personas deben tenerse en cuenta para elaborar una estrategia de Inbound Marketing.

Una vez tenemos claro nuestro público objetivo o target debemos realizar una estrategia de atracción a su medida, que los lleven a unas páginas que les encanten y les ofrezcan lo que buscan y un servicio de atención que consiga deleitarlo. ¿Cómo se hace esto?

  1. Fase de atracción: Es esencial ofrecer contenido de valor a ese público objetivo en el momento en el que lo está buscando. Con estos contenidos conseguirás crear una imagen de marca sólida que inspire confianza al lector en esta primera fase.
  2. Fase de interacción: En esta fase entran en acción anuncios, el remarketing, campañas de email marketing, el chat en tiempo real en la web o los mensajes en aplicaciones de mensajería instantánea o RRSS.
  3. Fase de admiración: Para llegar a esta fase, es necesario un extraordinario servicio al cliente en todos los procesos anteriores, pero una vez el público llega a este punto, conseguimos un cliente que comparte la experiencia con familiares y amigos, interactúa con la marca y nos proporciona comentarios positivos en redes sociales generando confianza en el público objetivo que no se encuentra aún en esta fase y acercándolo a ella.

No es un proceso fácil pero tampoco imposible, como hemos comentado ahí arriba la clave está en poner al usuario en el centro de la campaña de marketing. Conoce cómo piensa y qué le preocupa y podrás ofrecerle exactamente lo que busca.

Estrategia Inbound Marketing

Inbound marketing y marketing de contenidos

El marketing de contenidos se basa en crear contenido que responda a las necesidades o problemas de tu público objetivo y nos permite acompañar al cliente desde que descubre la necesidad hasta que decide un producto o servicio que la solucione.

Además de acercarnos a los clientes desde que estos descubren su necesidad, el marketing de contenidos nos brinda la oportunidad de posicionar una gran cantidad de palabras clave que nos ayudaran a aparecer en los resultados de búsqueda y llegar cada vez a un mayor número de clientes.

Algunos de los contenidos que podemos compartir con los usuarios son:

  • Imágenes
  • Vídeos
  • E-books
  • Guías
  • Infografías
  • Artículos de texto varios

Es recomendable aprovechar las bondades de todos ellos en la medida que nos sea posible y analizar la reacción de tu publico a cada uno de estos contenidos. Podrás identificar patrones de comportamiento en los usuarios, y estos datos te ayudarán a optimizar tus contenidos para cumplir los objetivos de tus campañas.

Por último, al estar ofreciendo contenido de calidad para el nuestro target contribuimos a que nos vea como un referente en el sector, a aumentar nuestro tráfico web y mejora nuestra imagen de marca.

Esperamos que este post te haya ayudado a comprender los beneficios del Inbound Marketing, las fases que lo componen y las bases en las que se sustenta la metodología de un modelo de marketing que no solo busca hacer que tu empresa crezca, si no que crezca mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba